Escrito por Ivanka M. e Ira R. / Prólogo y traducción al español por Alina Petrik

Ucrania es una república democrática sita en Europa del Este, un país relativamente joven, pues obtuvo su independencia en 1991 tras la disolución de la URSS. Ucrania es un país que desde hace siglos fue asolado, conquistado e invadido por enemigos: polacos, austriacos, rusos, turcos, tártaros, bárbaros e incluso vikingos. La teoría más atractiva e interesante de la procedencia de la nación ucraniana es que la antigua Ucrania, la Rus de Kiev, fue establecida por los príncipes vikingos que bajaron de los países nórdicos en sus drakkars (barcos largos vikingos) para conquistar los territorios del sur.

Ucrania es conocida por la calidad de sus tierras, pues solo en el territorio ucraniano se concentra un ¼ de las tierras más fértiles del mundo, las estepas vírgenes y uno de los desiertos más grandes de Europa, el Arenal de Oleshkiv. En el sur de Ucrania, a las orillas del Mar Negro el clima es mediterráneo y los paisajes son similares a los de España costera. Mientras que en el resto del país el clima es continental templado, brindando a Ucrania esos bosques verdes e interminables que cubren las montañas del oeste y las llanuras centrales del país.

Y, sin embargo, aún a pesar de ser un país con un entorno natural único e irrepetible, donde la naturaleza forma parte de las ciudades y de las zonas rurales, el trato que recibe esa naturaleza y sus habitantes deja mucho que desear. El peso de la tradición arcaica, del pensamiento cerrado e intransigente de su sociedad y autoridades, la poca empatía de los ciudadanos y la obsesión por los actos clasistas acaban con la poca solidaridad que hay entre los refugios y las asociaciones de animales, el conflicto de intereses y las prioridades, así como la lucha de egos impiden centrarse en lo que es lo realmente importante: proteger al mundo animal y darles un trato humano a aquellos que no tienen voz y buscan desesperadamente una manera de sobrevivir.

Tipos de asociaciones, refugios y perreras que hay en Ucrania

Todas las ciudades de Ucrania cuentan con al menos un refugio animal o una asociación que se dedique a ayudar a los animales callejeros, abandonados o extraviados. El número total de refugios no supera las cuatro decenas y entre ellos contamos refugios de animales privados, centros de esterilización, fundaciones sin ánimo de lucro, refugios públicos y centros de protección animal. Además, muchos de estos refugios son familiares, donde los mismos propietarios de la casa o chalet se hacen cargo de un pequeño número de animales. En la región de Leópolis los más conocidos son Ugolok (que reúne a perros, gatos, vacas, caballos, ovejas, cabras, entre otros), los refugios Mykytiuk y Nadiya.

Las asociaciones más importantes a nivel estatal son la Sociedad Occidental Ucraniana de Protección de Animales (ZUTZT) y Ekozajyst (Ecodefensa). En el país, en general,  existen muy pocas organizaciones o asociaciones públicas registradas. En la mayoría de las ocasiones el trabajo se realiza por los voluntarios, que con sus propias fuerzas realizan todas las actividades. Esos voluntarios se niegan a ingresar como socios en esas entidades públicas porque el gobierno no concede ningún tipo de ayudas ni subvenciones para las esterilizaciones, para la comida, o para los medicamentos.

Algunas ciudades disponen de centros públicos de esterilización. En otros casos los ayuntamientos firman contratos con los centros de esterilización de otras ciudades. En ese caso la empresa local tiene derecho a actuar en los lugares con los que se haya celebrado el contrato y recoger para la esterilización a los animales callejeros con los fondos de esa ciudad. En el último de los casos los perros callejeros son problema de los voluntarios.

 

La situación de las clínicas veterinarias públicas

La ciudad de Leópolis cuenta con varios hospitales veterinarios públicos que en la gran mayoría de las ocasiones ofrecen servicios de pago y por un precio muy similar a las clínicas veterinarias privadas, y además la calidad de atención médica no siempre cumple con lo deseado. Por ejemplo el Hospital Estatal de Veterinaria de Leópolis Nº1 se encarga de atender y prestar servicios a los animales de compañía únicamente; el Hospital Estatal Regional de Leópolis de Medicina Veterinaria además de prestar servicios a los animales de compañía, también efectúa la expedición de documentos para la salida al extranjero y debe(ría) encargarse de la esterilización y tratamiento médico de los animales callejeros, ya que sus gastos se financian en parte por el ayuntamiento, pero no siempre lo hace. Hasta hace poco tenía la obligación de esterilizar a cierta cantidad de animales callejeros al mes, pero inexplicablemente dejó de hacerlo.

La Facultad de Veterinaria cuenta con una clínica que realiza autopsias a los animales fallecidos y es el único organismo de la ciudad que expide los certificados de defunción y los informes de autopsia de los animales.  

La Clínica de Veterinaria Nº1 de la empresa pública de Leópolis LKP Lev también presta sus servicios principalmente a los animales de compañía y deberían emplear el dinero obtenido a la esterilización de los animales pero lo emplean en otros fines desconocidos.

Por lo tanto cada una de las organizaciones públicas veterinarias de Leópolis tiene el monopolio de sus servicios, dado que cada una se encarga de funciones diferentes y no desean unificar sus esfuerzos para ofrecer un servicio polivalente y de calidad.

Desgraciadamente los refugios públicos no existen. Por ejemplo, en Kiev hubo un refugio pero que también cambió de estatus para convertirse en una empresa pública. En definitiva, Ucrania no desea emplear ningún porcentaje de los impuestos de los ciudadanos en lo referente al bienestar animal. La explicación podría ser muy simple. Les sale más barato gastar ese dinero en pagar a empresas de mantenimiento urbano para el asesinato masivo de estos animales en lugar de su esterilización.

La rivalidad en la lucha por los derechos animales

Es patente la rivalidad que existe entre asociaciones, organizaciones y refugios que luchan por los derechos animales. La principal causa es el desacuerdo en el orden de prioridades. Unos luchan por los tratamientos médicos y la esterilización, esto es, por la disminución del número de animales callejeros. Mientras, otros luchan por los espacios de esparcimiento canino, tratamientos médicos e identificación mediante chapas (de poca utilidad, puesto que la gente abandona tanto a los perros identificados como a los que no lo están). Esa diferencia de opiniones deriva en discusiones tediosas sobre el destino de los fondos de las donaciones, o en los boicots de las manifestaciones de unos por los otros.

Pero los que sufren al final son los perros callejeros.

 

¿Perros callejeros o perros abandonados?

Hay más perros abandonados que salvajes, los dejan en las perreras, atados en las calles, los encierran en los sacos y seguidamente los abandonan, o simplemente los dejan en las puertas de los refugios, en los bosques, en las carreteras o en las calles de una ciudad. Los que no consiguen un hogar se convierten lógicamente en perros callejeros.

 

Ser voluntario/a en Ucrania

En Ucrania como en cualquier otro país del mundo es muy duro ser voluntario tanto psicológica como económicamente. No todas las personas tienen espacio para acoger a animales en casa y ayudan económicamente. Aún así los fondos nunca son suficientes para ayudar a todos los animales necesitados, debiendo escoger a los que más lo necesitan y están en peores condiciones.

Para ser voluntario, en principio, no hay que cumplir con ningún tipo de requisito. Cualquiera puede serlo. Sin embargo, la sociedad ucraniana tiene una idea equivocada sobre los voluntarios: piensan que si eres voluntario, es porque tienes tiempo, dinero, casa y que por ello tienes la obligación de llevarte a todos los perros callejeros a tu casa. Incluso habrá “personas buenas” que abandonarán al pobre animal en la puerta de tu casa porque ¡eres un voluntario!

La sociedad no considera la labor de los voluntarios como una actividad pública útil, sino como una obligación social.

Las donaciones, la única vía de financiación de los refugios

Nuestros refugios no se financian por el gobierno. Los ayuntamientos destinan algo de dinero para el mantenimiento de los animales, pero son cantidades irrisorias que solo dan para comprar algo de pienso para unos cuantos días. Con eso el gobierno considera cumplido su deber. Por lo que los refugios subsisten gracias a las donaciones individuales, tanto de ucranianos como extranjeros: dinero, medicamentos, materiales de construcción, casetas, todo lo que necesite el refugio. Por ejemplo el de Dim Sirka en Ivano-Frankivsk subsiste gracias a las ayudas materiales de Polonia o en las clínicas veterinarias de Leópolis ponen una hucha donde los ciudadanos pueden dejar una donación.

El sacrificio masivo de perros ante los acontecimientos mundiales como la visita del Papa Juan Pablo II en el 2001, la Eurocopa de 2012 que se celebró en Ucrania y ahora el Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia.

En Ucrania, en particular en Leópolis, aunque funcione el programa SOS (recogida, esterilización y puesta en libertad), se siguen asesinando masivamente animales. No se trata de los mismos asesinatos masivos citados previamente (hace cuatro años se asesinaron perros en LKP Lev, lo que ahora es un centro de esterilización), pero se dan casos de envenenamientos de animales independientemente de si están esterilizados o son agresivos… Simplemente por el hecho de que la existencia de animales callejeros “molesta” a ciertos ciudadanos.

En Ucrania hay muchos sádicos, doghunters o cazadores de perros que consideran que estos animales no deben estar entre las personas, por lo que los exterminan. De hecho, incluso existen páginas web de acceso libre donde se puede encontrar información sobre los métodos de envenenamiento de animales. El más popular son las pastillas contra la tuberculosis, isoniacida.

En las zonas rurales existen falsas creencias como la de que las hembras son una maldición, que los machos deben vivir sin hembras, que los perros que no ladran no sirven para nada y que un perro tiene que ser como mucho de tamaño mediano (para que coma menos), de lo contrario, se acostumbra a ahogar a los cachorros, fusilar al perro adulto o simplemente abandonar a la hembra nodriza con sus cachorras (únicamente con las hembras) en el bosque para que se mueran de hambre.

A menudo encierran a los perros adultos en sacos y los tiran al agua. En caso de que la madre y sus cachorros sean de raza, se les abandona con la esperanza de que alguien las encuentre y las adopte. Muchas personas consideran que la esterilización de los perros es antinatural, provocándole discapacidades.

Para evitar una mala imagen ante los turistas, las autoridades recogen a todos los perros callejeros de los centros históricos y los abandonan en los barrios de la periferia. En caso de grupos grandes los dividen sin tener en cuenta que deben sobrevivir en otros barrios desconocidos entre otras jaurías.

Por ejemplo, durante un tiempo por el centro de la ciudad vagaba una perrita que era muy cariñosa con las personas y los perros, la cambiaron tres veces de barrio, pero ella siempre volvía al centro. Cuando su compañero de jauría encontró familia, ella simplemente desapareció.

La sociedad ucraniana se divide en tres categorías:

  • Aquellos que luchan por los derechos de los animales
  • Aquellos que se muestran en contra de los animales callejeros e intentan acabar con ellos
  • Aquellos que dicen que aman a los animales pero no hacen nada para mejorar sus condiciones

 

El gobierno reconoce la existencia del problema con los animales callejeros, pero justifica su inacción con la falta de fondos. Las decisiones se adoptan solamente cuando se ejerce algún tipo de presión social como manifestaciones, protestas o situaciones críticas que exigen acciones inmediatas.

Las leyes contra el maltrato animal tampoco ayudan. Pues aunque haya pruebas de maltrato animal y se conozcan los culpables, las denuncias presentadas no se estudian, se aplican las leyes equivocadas o simplemente se aplazan indefinidamente. La máxima condena en caso de maltrato animal es una sanción administrativa. Sin castigo el maltrato jamás será erradicado.

 

La obsesión por los perros de raza con pedigrí

La preferencia de los ucranianos hasta hace poco era tener un perro de raza. Ahora esa visión está cambiando, aunque prevalecen perros de raza. Mucha gente considera que un mestizo no es ni siquiera un perro inteligente. Así que cuando paseas por la calle con un perro mestizo te encuentras con miradas de desprecio o incluso dueños que no quieren que tu perro se acerque al suyo.

La obsesión de tener un perro de raza refleja el deseo de adquirir un estatus social superior.

Propuestas de solución

  • Creación de refugios donde se puedan acoger perros, ser tratados, esterilizados, desparasitados, etc.
  • Adopción de nuevas leyes y creación de un cuerpo de policía zoológica que realizaría un seguimiento y controlaría el cumplimiento de las leyes.
  • Identificación y censo obligatorio de perros mediante microchip.
  • Sanciones y multas elevadas a los propietarios que maltratan a sus animales.
  • Esterilización obligatoria de todos los perros que no tengan valor reproductivo.
  • Control y vigilancia de la reproducción de los perros de raza, mejora de las condiciones de cría y supervisión del trato que reciben los perros que ya no pueden criar.  
  • Concienciación por parte del gobierno para la adopción de los perros callejeros. Así por ejemplo en algunas ciudades de Polonia si adoptas a un perro de un refugio o para su acogida temporal, las autoridades subvencionan su mantenimiento y los gastos mensuales de alimentación y aplican descuentos en los pagos comunales del ciudadano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es Español
X

¡Compártelo!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!