Según los datos de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), el 31% de las poblaciones pesqueras del mundo están sobreexplotadas y el 58% explotadas al máximo. En el Mar Mediterráneo el 90% de las pesquerías están sobreexplotadas.

A fecha de hoy la flota pesquera de cinco países (EE.UU., Corea del Sur, España, Japón y Taiwán) acapara el 85% de la pesquería en alta mar. Todos los años salen a pescar un total de unos 60.000 navíos, de los cuales 1.000 son españoles, según el informe publicado por la organización Global Fishing Watch (GFW). Esa cifra cuadruplica la superficie dedicada a agricultura y pastos. El biólogo Boris Worm de la Universidad de Dalhousie (Canadá) define ese tipo de pesca como “un proceso industrial en el que los buques operan más bien como fábricas flotantes que tienen que funcionar de forma ininterrumpida para ganar dinero”.

pesca artesanal

En 2014 Greenpeace presentaba un informe en el que afirmaba que eliminar la pesca industrial a favor de la artesanal crearía más de 60.000 empleos en España: “Faltan peces y sobran barcos”. Además de crear esos empleos, las emisiones de CO2 a la atmósfera se reducirían en unas 420.000 toneladas para el 2024. Pero para conseguirlo en primer lugar se debería aplicar y cumplir a rajatabla el Reglamento de Política Pesquera Común, además de adoptar otras medidas como:

  1. Apoyo a la pesca artesanal y sostenible, basada en artes menores (técnicas pesqueras selectivas con escaso impacto en el medio marino).
  2. Eliminación progresiva de las artes destructivas como la pesca de arrastre que representa el 11% de la flota total del país y consiste en arrastrar no solo a los peces sino a todas las especies que se encuentra a su paso y en destruir el fondo marino, de los cuales se descarta un 42% frente al 3% de la pesca artesanal. Además la eliminación de grandes barcos de arrastre ahorraría 738.000 toneladas de CO2 vertidos a la atmósfera.
  3. Ampliación de la red de reservas marinas: actualmente solo un 1% de la superficie marina se considera Reservas Marinas. Greenpeace propone crear otras 49 áreas, alcanzando así un 10% de la superficie.
  4. Conversión de la pesca de altura (en alta mar) en sostenible: limitación de embarcaciones que practican este tipo de pesca y prohibición de importaciones de pescado sin información sobre el origen o certificación de legalidad.
  5. Limitación de las explotaciones de acuicultura: para alimentar a las especies de cría o engorde se utiliza pescado salvaje en cantidades excesivas.
  6. Concienciación de los consumidores: trazabilidad obligatoria del pescado con una etiqueta sobre el origen, el día y tipo de captura, etc.
  7. Pesca de especies de temporada: para evitar la sobreexplotación y la subsiguiente extinción de ciertas especies.
  8. Control de la contaminación del litoral, cumpliendo la normativa vigente sobre el tratamiento de aguas residuales.

Los principios de la pesca sostenible de Greenpeace se basan en el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO: gestión desde una perspectiva centrada en el ecosistema; protección de especies y hábitats sensibles; mantenimiento de las especies en un nivel saludable; uso de los métodos de pesca selectivos; mantenimiento de la biodiversidad de las otras especies asociadas a la pesquería; consumo mínimo de energía, productos químicos y residuos; pesca justa y responsable económica y socialmente; trazabilidad del pescado desde el punto de captura hasta el punto de venta.

Proyectos para la promoción de la pesca artesanal

La pesca artesanal consiste en prácticas selectivas y respetuosas con el medioambiente y la biodiversidad de los fondos marinos. Se trata de una actividad tradicional que garantiza la sostenibilidad social, económica y medioambiental porque:

  • es respetuosa con el medio marino, pues rechaza las prácticas pesqueras destructivas, y tiene un escaso impacto medioambiental;
  • es selectiva, ya que cada especie se captura con su arte y en su temporada;
  • es local, porque se practica con embarcaciones pequeñas que no se alejan mucho de la costa y ofrece productos frescos y de mayor calidad a su público local;
  • es cultural, porque promueve un modelo tradicional de pesca en el que se aplican diferentes artes de pesca, dependiendo de la cofradía y la parte del país, que son auténticas obras de arte y de patrimonio local.

pesca artesanal

Proyectos para fomentar la pesca sostenible

A nivel internacional WWF junto con Marine Stewardship Council lanzaron Medfish, un proyecto para la pesca sostenible en el Mediterráneo, un proyecto conjunto de las pesquerías francesas y españolas del Mediterráneo. El proyecto mapearía 100 pesquerías de España y Francia, 14 de las cuales desarrollarían planes de acción para corregir las deficiencias existentes y guiar sucesivamente a las pescaderías en el desarrollo de mejoras. El proyecto también tiene como propósito trabajar con las empresas suministradoras de pescado para incrementar la demanda de la producción obtenida mediante la pesca sostenible y desarrollar un mercado de productos más sostenible.

Y a nivel local, PescaSos de la Asociación Columbares en Murcia es un proyecto para fomentar la conservación y explotación sostenible de los recursos marinos y contribuir al desarrollo económico del litoral murciano-almeriense.

La única manera de frenar la sobreexplotación de los océanos y de poblaciones marinas es reduciendo el excesivo impacto de la pesca industrial, conservando la biodiversidad y contribuyendo a la regeneración de los recursos pesqueros. Esto es, dando un respiro a las especies marinas.

Por eso la Asociación Columbares en colaboración con la Asociación de Pescadores Artesanales del Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar han creado la iniciativa Pescados con Arte para ofrecer a la ciudadanía información de gran valor social, ambiental, cultural y gastronómico de la pesca artesanal y fomentar el consumo de productos pesqueros sostenibles. Esta iniciativa también ambiciona a regenerar las pesquerías, conservar la vida marina y difundir la biodiversidad de las áreas marinas protegidas.

Las actividades ofrecidas en el proyecto Pescados con Arte son las siguientes:

  • Demostraciones, degustaciones, talleres de cocina y jornadas gastronómicas en restaurantes y plazas de abastos para promocionar el pescado de temporada y local.
  • Jornadas en pescaderías de fresco para brindar información comercial y nutritiva, consejos prácticos y recomendaciones para una compra responsables del pescado.
  • Rutas educativas por la costa para informar a la ciudadanía sobre la pesca artesanal y conocer las especies protegidas del entorno.
  • Creación de una red de restaurantes de pesca artesanal sostenible que ofrezcan productos locales y de bajo impacto medioambiental.
  • Campañas de divulgación para implicar a los lugareños en la conservación de la biodiversidad marina y la gestión sostenible de los recursos pesqueros.

CITA: Jonathan Safran Foer en su libro “Comer animales” indica que si el etiquetado de los productos del mar incluyese la información sobre todas las especies que se asesinaron para obtener medio kilo de gambas rezaría así: “se mataron y fueron devueltos al océano once kilos de otros animales marinos por cada medio kilo de gambas de Indonesia”. Lo mismo pasa con el atún, pues resultan innecesariamente muertas unas 145 especies, para obtener unos cuantos kilos del mismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es Español
X

¡Compártelo!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!