Preparación:

Sofreímos las peras con las guindillas para que las segundas suelten un poco su veneno picante y éste se neutralice con la pera. Añadimos la quinoa y echamos agua. Esperamos a que la quinoa se cueza y cuando haya absorbido toda el agua vertemos el atún de lata. Removemos. Añadimos sal, cúrcuma, orégano y comino molido. Y, voilà! ¡A disfrutar! Una de las mejores recetas, según -M.-

Tiempo

Necesitamos:

  • Quinoa
  • 3 peras pequeñas (en nuestro caso eran las peras cogidas en los perales que nos encontramos de camino)
  • 2 guindillas rojas sin secar (recogidas en los campos de camino)
  • 1 lata de atún
  • Sal
  • Cúrcuma
  • Orégano
  • Comino molido
  • Dificultad 10%

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies