Siempre que hablamos de los derechos de los animales nos viene a la cabeza Suiza. Cada vez que nos quejamos de algún local con la amenazante inscripción de “Prohibido perros”, decimos que en Suiza los perros pueden entrar a todas partes. Cada vez que salen las cifras de los perros abandonados en España, nos viene a la cabeza que los índices de abandono en Suiza son inexistentes y que además adoptan e importan animales de España y Rumania.

Pero ¿es realmente tan buena la situación de los animales en el país del chocolate y de los relojes? ¿O son exageraciones de la gente y alabanzas pomposas de lo ajeno?

Para contestar, por fin, a todas las interrogantes al respecto y no dejar lugar a dudas, hemos analizado a fondo la legislación suiza en materia animal para resolver nuestras dudas de una vez por todas.

Legislación existente

Si por algo se caracteriza Suiza es por su inmaculado orden y armonía en todos los asuntos de la vida pública. El país helvético dispone de una muy clara Ordenanza sobre el Bienestar Animal, del 23 de abril de 2008, desarrollada en 156 páginas, en la que establece todo tipo de normas que deben cumplir los poseedores y tutores de toda clase de animales, tanto domésticos, de compañía, como de trabajo, desde los reptiles hasta las ovejas.

Esa Ordenanza se aplica a nivel nacional, pero cada cantón (región) dispone de sus ordenanzas regionales, como pasa en España con los municipios. Todos los contenidos están disponibles tanto en las lenguas nacionales de Suiza (francés, alemán, italiano y romanche) como en inglés.

En este artículo nos centraremos en los perros considerados como animales de compañía o mascotas.

The flyingdog Suiza

Certificado acreditativo de competencias y de conocimientos sobre tenencia animal

Muchos, entre ellos nosotros hasta hace poco, tienen la falsa creencia de que por pasar un examen de competencias sobre tenencia animal, una persona puede entrar con su perro a cualquier local y llevar al perro suelto en todas partes en Suiza. Nada más lejos de la realidad.

Desde 2008 hasta 2016 en Suiza sí que era obligatorio para todas las personas que quisieran compartir su vida con un can pasar esa prueba de carácter práctico y teórico, que incluía situaciones hipotéticas en espacios públicos y conocimientos sobre las necesidades del perro.

Pero hace dos años el parlamento suizo decidió abolir esa ley por no considerarse funcional, a pesar de las protestas del Consejo Federal.

Edad para tener perros

Los y las menores de 16 años no podrán adquirir un perro sin el consentimiento de sus padres.

Condiciones de tenencia

  • Los perros deberán tener suficiente interacción diaria con humanos y, en la medida de lo posible, con otros perros.
  • Los perros que vivan en casetas exteriores deberán estar en pareja, salvo que sean completamente incompatibles.
  • Los cachorros no se deberán separar de sus madres o madres nodrizas antes de que tengan 56 días de edad.
  • La cría y entrenamiento de los perros, así como su trato, se realizará siempre que se asegure su socialización con otros perros y humanos.
  • Los perros deberán entrenar en la calle todos los días y de acuerdo con sus necesidades. En la medida de lo posible deberán ENTRENARSE sin correa.
  • Si no se puede entrenar, se les deberá llevar a correr diariamente. Su tiempo en la caseta o con la correa no se considera tiempo de paseo.
  • Los perros que estén atados de forma contínua deberán hacer ejercicio libre (sin correa) al menos cinco horas al día. El resto del tiempo, atados a una cadena, deben tener a su alcance un espacio superior a 20 metros cuadrados.
  • Queda prohibido utilizar collares eléctricos de adiestramiento, collares con pinchos, excesiva dureza, armas u otros objetos duros.

Queda prohibido en perros

  • Cortar colas y orejas, así como otras intervenciones quirúrgicas para crear orejas caídas
  • Importación de perros con orejas o colas cortadas
  • Mutilación de las cuerdas vocales para evitar ladridos y llantos de dolor
  • Uso de animales vivos para entrenar a los perros, salvo los perros pastores y perros de caza con los que se requerirá un certificado específico
  • Venta, promoción y exhibición de perros con orejas o colas cortadas

Cría

  • La legislación en materia de reproducción y de cría es muy estricta, pues el criador deberá disponer de certificados y acreditaciones específicas, además de estar dado de alta en registros especiales de criadores.
  • En caso de perros muy agresivos o tímidos, se evitará su reproducción.
  • Las personas que se dediquen a la reproducción y cría de perros de trabajo también deberán llevar un inventario con los datos de los animales: nombre, identificación, fecha de nacimiento tanto de los padres como de los hijos, cachorros nacidos muertos o muertos.

The flyingdog Suiza

Normas generales por cantones

  • Todos los perros han de contar con un seguro de responsabilidad civil.
  • Todos los perros han de estar marcados con un microchip.
  • Cada cantón establece las razas de perros potencialmente peligrosas, por ejemplo en el Cantón de Berna no existe tal relación de razas, mientras que en el Cantón de Ginebra son 15 las razas de perros potencialmente peligrosos.
  • Casi todos los cantones, salvo el de Ginebra que parece ser el más estricto aunque también el más pequeño, coinciden en que los perros pueden pasear sueltos siempre y cuando el propietario tenga control sobre ellos y le hagan caso. En los lugares muy concurridos, medios de transporte o estaciones de tren o de autobús, el perro deberá ir sujeto con correa.
  • Si los perros presentan signos de agresividad, deberán llevar tanto correa como bozal en todo momento.

Maltrato animal

La Ordenanza de Bienestar Animal Suiza no contempla explícitamente sentencias por maltrato animal o incumplimiento de sus normas. En todo caso cualquier acto de maltrato animal se considera un delito penal y se recoge en el Código Penal de Suiza. En 2010 en el Cantón de Zurich se hizo la propuesta de crear la figura de Abogado para la protección animal en asuntos criminales. Pero, desgraciadamente, no recibió el apoyo del suficiente número de votantes.

Todo acto de dolor injustificado causado al animal o bien sufrimiento, ansiedad o humillación se consideran un atentado contra la dignidad del animal. Los actos de crueldad perpetrados contra el animal son sancionados con pena de prisión de hasta tres años y las negligencias con una multa de hasta 20.000 francos suizos, lo que equivale a unos 16.000 euros.

Acceso libre a establecimientos

Aunque creamos que Suiza es el país más permisivo a la hora de admitir perros en toda clase establecimientos, esto no es así. El propietario del local se reserva el derecho de admitir o no la entrada de perros. Eso sí, hay muchos más establecimientos dog-friendly que en España.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es Español
X

¡Compártelo!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!