Viaje Not without my dog!

En septiembre de 2016 salimos de viaje desde Murcia rumbo a Ucrania con dos bicicletas, un carro, Chloé, su frisbee, una pelota y muchas ilusiones. Los objetivos y el recorrido de ese viaje los tienes más abajo.

– Fomentar la educación canina y la concienciación humana como la única manera de propiciar el correcto trato de los animales, comprendiendo sus necesidades y asumiendo nuestras obligaciones. Realizar una investigación exhaustiva del trato que reciben los canes alrededor del mundo. El internet ofrece una ingente cantidad de información sobre ello, no corroborada en ocasiones, por lo que deseamos comprobarlo todo en primera persona y contarlo: lugares públicos, playas, campings, museos, restaurantes, hoteles, parques, zonas urbanas, adiestramiento canino obligatorio, impuestos, limpieza urbana, etc. – Viajar de manera responsable, enfocándonos en los lugares dog friendly para erradicar, en última instancia, el abandono animal.
– Promover  la popularidad del Ultimate frisbee, un deporte en el que se respeta el género por reglamento (equipos mixtos), no hay contacto físico (la fortaleza física no es una ventaja) y se fomenta el fair play (es un deporte autoarbitrado)

  • Económico y accesible: la compra de un frisbee es asequible y no se requiere de una instalación especial para practicarlo.
  • Divertido, especialmente cuando se comparte con un perro.

– Regalar frisbees patrocinados a los niños que jueguen con Chloé por el mundo y demostrar la importancia de una relación sana niños-animales por aquello de niños sanos y felices, adultos sanos y felices.

– Recorrer el mundo trazando un itinerario basado en los lugares del libro “Un paso a lo desconocido” de E. Vologodska, la abuela espía de mi mamá humana, sobre la liberación y salvación de Cracovia de los ejércitos nazis, que será traducido y publicado al español con el fin de elogiar a los héroes anónimos del pasado. – Recorrer los lugares que en algún momento hicieron de hogar a la familia de mi mamá humana, una familia formada por cuatro nacionalidades, cuya vida transcurrió en una decena de países, que se entendieron en cinco lenguas diferentes, pero siempre con cero discriminación.
– Fomentar la educación canina y la concienciación humana como la única manera de propiciar el correcto trato de los animales, comprendiendo sus necesidades y asumiendo nuestras obligaciones. Realizar una investigación exhaustiva del trato que reciben los canes alrededor del mundo. El internet ofrece una ingente cantidad de información sobre ello, no corroborada en ocasiones, por lo que deseamos comprobarlo todo en primera persona y contarlo: lugares públicos, playas, campings, museos, restaurantes, hoteles, parques, zonas urbanas, adiestramiento canino obligatorio, impuestos, limpieza urbana, etc. – Viajar de manera responsable, enfocándonos en los lugares dog friendly para erradicar, en última instancia, el abandono animal.
– Promover  la popularidad del Ultimate frisbee, un deporte en el que se respeta el género por reglamento (equipos mixtos), no hay contacto físico (la fortaleza física no es una ventaja) y se fomenta el fair play (es un deporte autoarbitrado)

  • Económico y accesible: la compra de un frisbee es asequible y no se requiere de una instalación especial para practicarlo.
  • Divertido, especialmente cuando se comparte con un perro.

– Regalar frisbees patrocinados a los niños que jueguen con Chloé por el mundo y demostrar la importancia de una relación sana niños-animales por aquello de niños sanos y felices, adultos sanos y felices.

– Recorrer el mundo trazando un itinerario basado en los lugares del libro “Un paso a lo desconocido” de E. Vologodska, la abuela espía de mi mamá humana, sobre la liberación y salvación de Cracovia de los ejércitos nazis, que será traducido y publicado al español con el fin de elogiar a los héroes anónimos del pasado. – Recorrer los lugares que en algún momento hicieron de hogar a la familia de mi mamá humana, una familia formada por cuatro nacionalidades, cuya vida transcurrió en una decena de países, que se entendieron en cinco lenguas diferentes, pero siempre con cero discriminación.
Después de acabar nuestra odisea cinco meses después, en febrero de 2018, volvimos a España con las alforjas llenas de nuevas experiencias, información y conocimientos. Nuestro objetivo base de mostrar con nuestro ejemplo la posibilidad de viajar con perro en cualquier medio de transporte y a cualquier lugar (en la primera fase por Europa y los países del Este) se convirtió en una necesidad de reivindicación de los derechos de los animales y de la concienciación social sobre las necesidades de nuestras mascotas, el respeto por el medio ambiente y el bienestar animal en todos sus ámbitos. Viajar abre mentes y acaba con los perjuicios y falsas creencias. Viajar en bicicleta con tu perro inspira. Aquella fuerza que te obliga a mover los pedales para mantener el equilibrio y el movimiento constante, también te obliga a seguir moviéndote por la vida, incluso cuando el viaje queda muy atrás. Sin nuestro viaje, la revista TFD Magazine no sería posible.
El lema de nuestra gran aventura “Not without my dog” fue creado para reivindicar las necesidades caninas y promover la concienciación humana sobre la educación de los perros y su presencia responsable en las calles. Irnos de vacaciones, al trabajo, a hacer unos recados o simplemente a tomarnos algo con los amigos no debe ser sinónimo de abandonar a nuestra mascota durante largas horas en casa o dejarlo a su suerte en algún remoto lugar porque conlleva demasiadas responsabilidades. Tomando la decisión de introducir en nuestras vidas a una mascota, asumimos la responsabilidad y la obligación de conocerla, respetar sus necesidades tanto físicas como emocionales, educarla y aprender con ella. Y ¡qué mejor manera de hacerlo que pasando tiempo con nuestro pequeño can! ¡Porque para nosotros será solo una parte de nuestro mundo, pero para ellos nosotros somos su mundo! Y como Chloé es también nuestro mundo, queremos recorrer junto a ella los establecimientos y lugares públicos donde sea bienvenida, como otros de su especie, otorgando a esos lugares nuestro sello de calidad propio, haciendo un mapa de los lugares dog friendly por donde pase nuestra ruta y que sirvan de referente y de inspiración para otros, siendo nuestros pilares la educación canina y la concienciación humana, demostrando que sí es posible convivir con otras especies y devolver a nuestros amigos ese inmenso amor que ellos nos dan, promoviendo una convivencia responsable con nuestro can y otros ciudadanos, y erradicando, como última instancia, el abandono animal.

Perro maltratado

Perro maltratado

Durante nuestro viaje personas desconocidas, transeúntes y curiosas se interesaban por el bienestar de Chloé. Nos aseguraban que nuestro perro sufría con el viaje e incluso aseveraban que era imposible que fuese feliz.Sabían cuáles eran sus necesidades y que cosas le provocaban felicidad. Conocían mejor a Chloé que nosotros mismos aunque no hubieran estado con ella más de 30 segundos.

leer más

Síguenos:

Colaboraciones

Síguenos:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es Español
X